• Posted by : Ismael dsa 28 abr. 2016



    • Año: 2013
    • Capítulos: 26 (2 temporadas) + 2 OVAS
    • Estudio: Brain's Base (1 temporada) y Feel (2 temporada)
    • Género: Comedia-romántica, Drama, Escolar.

    Ayudar a otros no es motivo para acabar herido


    Sinopsis


    Hachiman Hikigaya es un estudiante de instituto sin amigos y que observa el mundo con ojos diferentes al resto. Considera que la juventud no es más que un concepto lleno de falsedad y mentiras. Debido a su actitud tan negativa su profesora, preocupada por él, decide que entre en el Club de Voluntariado para que cambie su manera de pensar. En ese club se ayuda a las personas del instituto con sus problemas y ayudar que estas personas tengan mayor confianza en sí mismos.

    Trama y Desarrollo


    Cuando has visto tantas series como yo, uno se da cuenta de que hay muchas series cuyo valor dado por el público es exagerado. Al ver los primeros capítulos de OreGairu creía que era el caso. ¿Por qué? Inicialmente, el primer episodio y los siguientes me recordaban a Boku wa Tomodachi ga Sukunai por el asunto de que los protagonistas no tenían amigos y crean un club donde se reúne gente que tampoco farda de tener muchos. Algo que muchos sabrán si la han visto es negativo porque la trama de la mentada no tiene absoluta credibilidad. Después estaba el hecho de que se estaba convirtiendo en una comedia romántica donde se estaban sumando personas a la trama como el tenista feminizado o el friki flipado que no aportaban mucho. Tras esta breve decepción, empecé a percatarme que la historia tenía más miga de la que creía y lamenté mi desafortunada comparación con una serie tan vil como la que mencioné.

    Pero comencemos a hablar de una palabra que abre el telón de esta obra y, sin duda, está más que relacionada con ella. El concepto clave es juventud, el período que existe entre la infancia y la madurez. Aunque su significado sea tan simple, implica muchas más cosas. La mayoría de poetas, filósofos y otras muchas personas suelen referirse a ella como una etapa feliz con cambios importantes, pero a la vez positivos. Una época para tener sueños, vivir nuevas experiencias y hacer nuevos amigos. “La fortuna de ser joven” dicen. Sin embargo, no es tan bonita como lo cuentan. Desde la visión desmitificada del protagonista -y que le gusta recalcar-, él cree que es una palabra adornada de manera engañosa. Ser joven puede ser un suplicio para muchos debido a las mentiras, las falsedades, los problemas y los fracasos. Aquellos que creen en la verdad de esta ecuación “Juventud=Disfrutar” no podrían estar más equivocados.

    Cuando la realidad te golpea en toda la cara

    Este punto de vista se traslada a nuestra manera de ver esta historia escolar donde las relaciones entre los estudiantes son complicadas y la confianza entre ellos cuesta que se construya. Una diferencia muy importante respecto a otros animes escolares, llenos de optimismo y con risas no tan amargas como aquí. Con eso en mente, los acontecimientos se narran a través de extensos diálogos e interacciones. Superficialmente parece que varias de estas conversaciones están vacías de contenido o apenas nos cuentan nada, pero esa impresión es causada porque esconden lo que quieren decir de forma bastante inteligente. No ponen con palabras lo que sienten sino que con mucha frecuencia hablan con segundas o usan dobles sentidos para evitar hablar con franqueza. Esto no puede ser más que producto de la falta de confianza entre ellos y la separación que en verdad los separa. Ejemplo de ello, podemos verlo en que nunca se sientan juntos los tres amigos: Hachi, Yukino y Yui. En la única mesa que hay en el club, por un lado, está Hachi en el extremo izquierdo, por otro lado, está Yukino en el extremo derecho. Y entre ellos dos está Yui que sirve de nexo y unión para que su “amistad” continúe. 

    Con todos ustedes, las manos más hipnóticas del anime

    En contraposición a esas historias donde los personajes forjan sus amistades de manera sencilla y sin complicaciones, Oregairu plantea esto como algo mucho más difícil. Los avances y mejoras en su amistad son mucho más costosos, no se consiguen de un momento para otro. Los problemas del pasado (familiares, amorosos o sociales) los han marcado, les han hecho encerrarse en un caparazón en el que ha desaparecido el concepto de esperanza. Pese a esto los personajes logran evolucionar e intentar llegar a algún lado en busca de una relación genuina, donde las mentiras y las falsedades no tengan espacio propio. Sin duda, esta es una de las razones que hacen tan fuerte a esta historia. Pero no nos olvidemos de las famosas reflexiones de Hachiman, estas suelen abrir cada episodio y versan sobre el comportamiento de las personas o sobre otras cuestiones en íntima conexión con los temas que trata esta obra. Estos pensamientos tan negativos conectan normalmente con el consumidor típico que, como a mí, le suele dar la razón. Sus razonamientos tan poco alentadores se ganan el favor de un público que se encuentra desencantado y está cansado de oír los falsos mensajes llenos de optimismo que se encargan de decirnos quienes nos rodean. He aquí otra de las razones de la empatía que siente uno al ver esta serie.

    En un principio, esto que he contado, no se ve de manera tan clara ya que la primera temporada se acerca, en su mayor parte, a la comedia-romántica. Siguiendo la labor del Club de Voluntariado, que se encarga de resolver encargos y peticiones muy variopintas, (ayudar a mejorar las habilidades culinarias de cierta alumna, investigar a que se dedica en sus ratos libres otra, evitar el aislamiento de una niña, etc) se van dando distintas situaciones divertidas. Siendo lo más habitual el humor agrio fruto del fracaso de las relaciones amorosas de Hikki y su mala suerte habitual. Pero también los constantes piques entre Yukino y Hikki, esta última incidiendo en lo repugnante y desagradable de la actitud de su compañero de club. Además se presentan algunos personajes que tendrán un papel ocasional durante los próximos capítulos, o bien adquirirán una mayor importancia en la segunda temporada. Estos suelen aportar también su parte humorística por las marcadas personalidades que gastan ya sea con las chorradas frikis que suelta Zaimokuza o por los chistes que se hacen con el aspecto femenino de Totsuka. El mayor problema que veo con esta temporada es que su primera mitad -sin ser aburrida- cuesta un poco diferenciarla de la morralla que vemos habitualmente cada estación del año, pero una vez pasas de ahí perfecto. El otro inconveniente son las intervenciones del conocido “trap”, cuyo único fin es llevarse unos cuantos minutos cada vez sin aportar nada. De haber limitado sus apariciones, creo que el resultado habría sido mejor. 


    En la segunda temporada, hay un cambio algo radical cediendo el lugar al drama y a los conflictos emocionales con algunas risas ocasionales. La tensión siempre está presente y los diálogos se hacen por momentos muy espesos y difíciles de entender por la costumbre que tienen de hablar de manera ambigua y sin tocar el tema concreto. Esta segunda parte la considero mejor que la primera, pero tiene algunos defectos. Primero, se ha resumido en exceso el material original (novelas ligeras) y se nota que faltan intervenciones y diálogos. Como consecuencia de esto y sumado a la ambigüedad general, la trama se vuelve en exceso compleja y necesita de un revisionado extra para su compresión. El espectador en multitud de ocasiones tendrá que hacer suposiciones y reflexionar acerca de lo ocurrido durante unos minutos. Espero que en la próxima temporada resuelvan los problemas del pasado que aún están sin explotar.

    Personajes


    -Hachiman Hikigaya, apodado comúnmente Hikki, es el protagonista de esta historia. Se distingue muy claramente respecto al resto de compañeros de clase o alumnos del instituto. El motivo radica en su actitud cínica y visión “realista” -en realidad pesimista- acerca de la sociedad. Las numerosas desilusiones con antiguos compañeros y los fracasos amorosos le han convertido en un chico que rehuye de cualquier intento por comunicarse activamente con otras personas, autoconvenciéndose de que la soledad es mucho más preferible a caer en el engaño de esperar algo de los demás. En cuanto a su aportación al club, suele hacer gala de un odioso pragmatismo. No duda en usar métodos que hundirían su imagen social a costa de resolver el problema que le planteen o encarguen.

    Puede parecer que no le importa hacer esto o que incluso tiene una buena opinión de sí mismo pese a vivir de esa manera. En el fondo demuestra que sufre por estar en esa situación y, que como muchos pensaron de manera equivocada en la primera temporada, no es feliz. Se hiere a sí mismo de manera constante y, por encima, no puede confiar en los demás.


    Pasando a otras características suyas fuera de su destacada forma de pensar, él es un bastante sincero y muy observador. Si bien es capaz de conocer la línea de pensamiento de los demás, demuestra fallar en conocer sus sentimientos. En el ámbito escolar, saca buenas notas (excepto en ciencia) y es un buen tenista. En cuanto a sus características físicas, destaca por ser apuesto pero su personalidad sombría hace que esto se note menos. Sus ojos de pez muerto dan fe de ello.

    -Yukino Yukinoshita es una adolescente muy guapa e inteligente, pero es complicado tratar con ella. En comparación con las chicas que le rodean, ella es es muy directa y sincera. Puede utilizar palabras muy duras y no cortarse en dar su opinión. Eso le da una imagen de mujer fría y arrogante, casi como una mujer de hielo. Sin embargo, tiene sus puntos buenos como el gustarle ayudar a otras personas y que estas sean capaces de gestionar sus propios asuntos. En cuanto a sus relaciones se lleva bien con Yui, pero mantiene una relación curiosa con Hikki tratando siempre de mostrar cuán desagradable es. Pese a eso no le odia sino que lo respeta bastante.


    Su carácter difícil es producto de sus experiencias durante la educación primaria, donde las otras niñas la acosaban por tenerle envidia. Podría decirse que lo tenía todo: belleza, buenas notas y una familia adinerada. Pero eso es en apariencia porque sufre alguna clase de problema familiar que la hace infeliz. Por eso su corazón es inaccesible para casi todos excepto Hikki y Yui.

    -Yui Yuigahama es la tercera integrante del trío protagonista y el pegamento que une a los otros dos. Tras una petición que hace al Club de Voluntariado para aprender a mejorar sus habilidades culinarias, queda sorprendida con ambos chicos y decide unirse ella también. En ese momento se ve que es una chica entusiasta y amable que procura ser cooperativa y prestar su ayuda cuando se da el caso. Puede parecer parecer una chica muy normal, pero tiene problemas para relacionarse con su grupo de amigos y trata de encajar forzosamente. Para ello suele dar la razón a todos o bien hacer un poco la pelota. De ahí que admire a Hikki y Yukino que expresan de manera clara y sin mucho tartamudeo lo que piensan. Puede tener dificultades para relacionarse con otros, pero se esfuerza mucho con sus preciados amigos. Con Hikki hace esfuerzos especiales porque tiene un interés amoroso aparte. Reparó en él, por primera vez, cuando salva a su perro de ser atropellado por un automóvil el primer día de clases.


    -Hayato Hayama es un conocido cercano al trío protagonista y el estudiante que más destaca en su clase. Podría definírsele como el clásico chico popular: estrella del equipo de fútbol, popular entre las mujeres, carismático y abierto. Totalmente contrario a Hikki, él es muy sociable e intenta que el ambiente que rodea a los demás sea positivo, prestando su ayuda o tratando de arreglar las cosas de manera pacífica y mediando entre las partes para que no haya conflictos. También intenta ser agradable con nuestro protagonista, pero con pocos resultados. Conoce a Yukino desde pequeña por la relación que hay entre sus padres y se siente mal por no haberla ayudado cuando sufrió ese maltrato de pequeña.


    -Haruno Yukinoshita es la hermana mayor de Yukino y dista mucho del modelo que presenta su hermana menor. Ella es la chica ideal: guapa, extrovertida y encantadora. O eso pretende que el resto de personas crean porque no es más que una máscara. Finge ser una persona perfecta, pero sus conocidos se dan cuenta de que es una persona manipuladora y a la que le gusta jugar con aquellas personas que le parecen interesantes. Constantemente intenta fastidiar y entrometerse en los asuntos de los personajes mentados, presionándolos donde más le duelen.


    Como veis el núcleo protagonista tiene una gran fuerza y atractivo, aunque estos no son los únicos interesantes. A lo largo y ancho de la historia, puedes encontrar muchos personajes que si bien tienen un papel menor algunos empiezan a tomar relevancia como Hayato Hayama y Rumi Tsurumi. El punto fuerte de estos personajes es el apartado psicológico: ver como piensan, como dudan, como se relacionan y como evolucionan los convierte en unos personajes muy completos y humanos. Cuesta encontrar personajes que sean tan realistas y que de verdad padezcan problemas para relacionarse y no personajes que en verdad no tienen problema ninguna más que la excuse que le busca el autor en particular. Pese a la dificultad que presentan para poder entenderlos se hacen de querer, casi como si fueran conocidos cercanos a ti.

    Arte y Banda Sonora


    La primera temporada de este anime fue realizada por Brain's Base, estudio reconocido por Baccano!, Spice and Wolf o Mawaru Penguindrum. En mi opinión, a la animación se le puede dar el visto bueno, pero falla en otros aspectos. El más notable, los diseños de personajes. Los diseños se caracterizaban por ser algo genéricos y feos. Sin ser muy observador, uno puede notar que están poco elaborados. Las líneas que dibujan el contorno de la cara y la forma del cuerpo se veían muy rígidos. Y si nos fijamos en los planos, cuando los personajes están de fondo aún se ven menos trabajados. Los fondos son posibles y los escenarios más habituales son la escuela y el cuarto del Club de Voluntariado, un sitio con cajas amontonadas y algunas sillas y una mesa. Mi opinión cambió al ver su segunda temporada en 2015 donde todo mejora exponencialmente con el estudio Feel. Ahora los personajes se ven mucho mejor, sobre todo Hachiman que parece en verdad más atractivo. También se nota la mejora en la luminosidad empleada que les da un toque menos oscuro.


    La banda sonora se compone de 41 temas musicales donde encontramos canciones de corte alegre y cotidiano, pesimista (en la línea del negativo protagonista) y tristes. A diferencia de otras bandas sonoras para animes escolares,  nos llegan al corazón un par de sus melodías. Entre las primeras se lleva mayor mérito “Makotoni Ikan Nagara, Shiriai” o “Mou Modoritaku nai”. En cuanto a las segundas tenemos algunas como “Dame Suguri Hitotachi”. Y entre las terceras “Kitto Kanojo wa”. Por último, destaco sus dos opening que adoro por expresar bien los sentimientos que genera esta gran serie. Ambos cantados por Nagi Yanagi y se titulan “Yukitoki” y “Harumodoki”.

    Calificación: 8



    0 comentarios

  • Copyright © - La Cueva del Manganime - La Cueva del Manganime - Powered by Blogger - Designed by Johanes Djogan